lunes, 4 de febrero de 2013

Termómetros

Hace tiempo, una persona a la que quiero mucho, me dijo que nunca me arrepintiera de ser valiente. Que una de mis virtudes era la de vivir la vida a tope y exprimirla hasta la última gota, aunque con eso me arriesgara a sufrir más que los que van por la vida con un termómetro y una bolsa de agua caliente (como decía Borges en su poema "Instantes"). Hoy me lo ha tenido que recordar y me siento un poquito mejor.

4 comentarios:

  1. "Quien no arriesga, no gana!!!"

    Una frase muy bonita... si... preciosa... si.. si....
    Pero claro... no te dan el manual de instrucciones cuando la bofetada que te has dado es enorme y ves como tu premio se aleja cada vez más.

    Ser valiente mola. Mola mogollón!!!. Es mejor arriesgar que vivir esperando, te doy toda la razón. Pero... pero... pero...

    Si elijes ser valiente, se supone que tienes que saber encajar las cosas al más puro estilo de los vaqueros del oeste...
    - "Respira, no tengas miedo al dolor y actua como si las balas no te hieren"-.

    Y una mierda!!!. DUELEN EL DOBLE!!!.

    Asi que... respira, cierra los ojos y piensa:
    - "Todo pasa y dentro de un tiempo me reiré de esto".
    Sea lo que te esté pasando... Estas dolida y estas intentando encajarlo lo mejor posible... piensalo, lloraló, hablaló, sacaló... y sobretodo sé valiente...!!!.

    Lo lograrás, porque... "TODO PASA".

    ResponderEliminar
  2. Gracias Irene! En eso estoy... :)

    ResponderEliminar